En Espanol: Aumenta la Economía del Combustible con Hidrogeno

Generadora de Hidrógeno Hecho en casa Aumenta la Economía del Combustible.
 
Hace siete años, con el precio de la gasolina subiendo a más de lo que
yo quería pagar, decidí considerar mis opciones.  Había estado en el
negocio de autos como un manejador profesional de autos en carreras de
velocidad y de carreteras.  Como un exitoso manejador y mecánico de
alta calidad, había sido dueño de siete tiendas de partes y servicios
en los estados de Oregon y de Hawaii.  Sabía lo que quería.  La
Internet ya estaba al alcance de todos, y así comenzé a investigar.
 
Hice una búsqueda por la Red y después de un rato, me rendí.  Comenzé
de nuevo cuando el precio de gasolina volvió a aumentarse.  El
problema que encontré era que nadie estaba ofreciendo lo que yo quería
a un precio que no fuera altamente exagerado, y, como comprendí de mis
propias experiencias automovilísticas, todos tenían algunos problemas
inherentes.
 
Había leído las diferentes soluciones que la mayoría de la gente
estaba utilizando y decidí que el hydróxido de potasio, comunmente
conocido como limpiador de drenajes, los ácidos y otros químicos
causticos, eran demasiado peligrosos.  Si se toca la pintura del auto,
o se le quita la pintura o lo descolora.  Si toca la piel, se puede
causar quemaduras, o en los ojos, las puede cegar. Eso no era para mi,
y comencé a buscar alternativas.  Hallé un alternativo que me sirvió
muy bien, y es lo suficiente sin riesgo que puede ser ingerido.
 
Mi primera generadora de hidrógeno hecho en casa se hizo utilizando un
recipiente de acero inoxidable, pero el interior del recipiente se
corroyeró casi inmediatamente.  Un amigo, un soldador profesional, me
dijo que se fabricaba el mejor acero inoxidable en Italia.  El acero
inoxidable Italiano si era superior a lo que había estado usando, pero
aún no era satisfactorio.  Con el electrólito estaba usando no
necesitaba algun super-costoso recipiento exótico, y despúes de un
búsqueda, decidi utilizar Lexan(R).
 
Para aumentar la economía del consumo de gasolina, la mayoría de los
fabricantes o se hacen un motor mas pequeña, que generalmente quiere
decir de menos poder de caballos o se fabrican un auto mas pequeño y/o
más ligero.  No estaba yo metido en el negocio de fabricar ni autos,
ni motores,  y entonces tuve que hallar otro proceso.  Decidí que al
utilizar la técnica de carros de carreras pude aumentar las millas por
galón mediante un más eficaz uso de la misma cantidad de combustible.
 
De sesenta a ochenta porciento del combustible que va al motor está
utilizado para enfriar los pistones, las válvulas y otros componentes
internos de un motor.  Si la mezcla era demasiado pobre, quemaría un
pistón u otra parte de la máquina y destrozará el motor.  Además, el
hidrógeno quema muy caliente, y eso aumentaba el problema.  Había otra
manera de enfriar las partes eficazmente y hacer que el motor caminara
más frio y, como éxtra, le dió mas caballos de poder.  Hice el
intento, funcionó, y lo incorporé en mi diseño básico.
 
Ahora, tenía botellas Lexan(R), un electrólito que no era dañino ni a
hombres, ni bestias, ni la pintura del auto y además enfriaba y
aumentaba la eficiencia.  El siguiente paso consistió en meter al
motor lo que yo ya tenía en botellas y jarras.  Mi experiencia ha sido
que lo más sencillo que sea un sistema, menos oportunidades existen
para problemas y todo será mejor al largo camino.  Mucha gente cree
que las cosas tienen que ser complicadas o no funcionan.  En la
mayoría de los casos, lo opuesto es la verdad.
 
He escrito artículos sobre la salud desde hace 25 años que han
requerido leyendo miles de páginas de estudios en busca de información
y luego distilando lo que había encontrado  para que fuera más
entendible para mis lectores.  He utilizado mucho de lo que he
encontrado en mis investigaciones personales para la salud, y siempre
sale siendo que lo más sencillo es lo mejor.  Desde los autos hasta el
cosmos, hay unas pocas reglas relacionados a todo.  Este proyecto no
era nada diferente.
 
Con esto en mi mente, eliminaba toda idea de control de computadoras
sofisticadas, inyecciones y cosas que hacen sonidos metálicos y se
descomponen de un día a otro.  La única desventaja es que el sistema
utilizaba un aspirante para entregar el hidrógeno y otros componentes,
y no funcionará con máquinas que son super-cargados o turbo-cargados.
El motor tiene que aspirar naturalmente.
 
Hace tres años, despúes de meterme en muchos callejones sin salida,
hallé una unidad muy exitoso.  Nuestros autos personales habían
aumentado de 22 a 50 por ciento en millas por gallón.  La gente me
comenzaron a preguntar si les enseñara lo que yo sabía.  Lo hice, y
quedaron felices con el resultado de sus instalaciones.  Pero, hubo
otro problema.  No tenía tiempo para enseñar y tener una vida
personal.  Había dejado la instrucción sobre la salud hace unos años
por las mismas razones.  Estaba de nuevo enfrentando mis opciones.
 
Mi solución era ofrecer una clase más y hacer que mi hijo me hiciera
un video.  Hicimos un DVD que es una copia exacta de la clase, y con
información nueva.  Como yo construyo sitios en la red para otros,
construí un sitio para mi DVD.  Ahora puedo vender el DVD a un precio
razonable, garantizar que funcionará, y mis clientes lo puedan
utilizar en sus autos personales o instalar el sistema para otros y
ganar una buena vida a la vez.
Sencillo, y solamente me llevó cinco años de experimentos y investigaciones.
 
Hay beneficios para el medioambiente, mis clientes ahorran gasoline, y
el sistema completa se puede construir en casa, con herramientas
básicas, por menos de cincuenta dólares más $12.95 por el DVD y gastos
de envío.  Soy feliz.  Todo lo que se necesite se puede conseguir en
casi cualquier tienda de ferretería como Lowe’s o Home Depot, y
algunas, pero no todas, se pueden encontrar en Wal Mart.  Comuníquese
conmigo mediante este artículo y le dare más informes.

Traductora: Maya