Gerónimo, Skull and Bones y la cabeza de Francisco Villa

Los descendientes del líder indígena Gerónimo, han demandado a la Universidad de Yale, al gobierno de los Estados Unidos y a la sociedad secreta Skull and Bones, exigiendo que les regresen la cabeza de su antepasado.
Como informa The Huffington Post, Harlyn Gerónimo, bisnieto del guerrero apache, entabló su demanda el martes 17 de febrero, justo cuando se cumplieron los cien años de la muerte de su bisabuelo.
Gerónimo fue un jefe de indios apaches que con su gente asoló el norte de México y el sur de Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo XIX. Inconforme ante el avance agresivo de la población norteamericana, que les quitaba sus tierras y los condenaba a la extinción, Gerónimo se negó a aceptar ese destino, por lo que tuvo varios enfrentamientos con los ejércitos mexicano y norteamericano. Sin embargo, en 1894 fue capturado y llevado a Fort Sill, en Oklahoma, donde pasó sus últimos años, hasta que murió de neumonía en 1909.
En 1918, su sepulcro fue violado y le cortaron la cabeza, de la cual no se supo durante varios años, hasta que en 2005, el historiador Marc Wortman encontró una carta en la que se narraba el resto de la historia.
Durante 1918, una unidad del ejército norteamericano compuesta por alumnos de la Universidad de Yale fue estacionada en Fort Sill. Entre ellos, había miembros de una sociedad secreta que está fuertemente relacionada con la historia de la élite política y económica de Estados Unidos: Skull and Bones.
Esta orden nació en 1832 en Yale, debido a una disputa entre distintas sociedades estudiantiles. A resultas de ésto, un grupo de alumnos decidió crear su propia organización, y para ello eligieron como su primer presidente a William H. Russell, miembro de una acaudalada familia norteamericana y que había estudiado en Alemania por algún tiempo.
Russell le dijo a su nueva sociedad que, estando en Europa, había sido iniciado en una sociedad secreta vinculada con los Illuminati y que rendía culto al número "322", al que le daban algún poder mágico.
Con la autorización de sus superiores en Alemania, y las riñas entre estudiantes en la Universidad de Yale, Russell fundó una rama en Estados Unidos, a la que llamaron Skull and Bones.
Cada año, desde 1832, Skull and Bones invita a 15 estudiantes de último año de Yale para que se integren a la sociedad. Lo que la diferencia de otros grupos estudiantiles como Phi Beta Kappa es el estricto secreto con el que se conducen. Tienen prohibido revelar los nombres de los miembros y las actividades que realizan.
Al estar en una universidad de élite, y con ese obligatorio voto de silencio, Skull and Bones se convirtió en un espacio de socialización en el que se establecían relaciones que duraban para toda la vida, y que influían en la vida política y económica norteamericana, pues al salir de Yale los "Bonesmen", se integraban rápidamente a las altas esferas del gobierno y la iniciativa privada.
En 1985, el historiador Antony C. Sutton tuvo acceso a una lista de miembros de la orden, en la que encontró a políticos muy importantes, como Henry Luce, McGeorge Bundy, George Bush (padre e hijo) y John Kerry. Hay que decir también que la difusión de esa lista de miembros, junto con la foto que ilustra este post (en la que aparece George Bush hijo, junto al reloj), nos muestra que no es tan secreta como parece, o que no tiene todo el poder para controlar la información que circula sobre ella.
Una leyenda sobre los Skull and Bones dice que en su edificio particular -conocido como "La Tumba" y que está dentro del campus de la Universidad de Yale- guardan reliquias que se han robado de distintas partes del mundo, y una de ellas sería la cabeza de Gerónimo. Por esta razón y basado en los documentos que descubrió Marc Wortman, el bisnieto del líder apache decidió demandarlos.
Skull and Bones y la Universidad de Yale no han respondido hasta el momento sobre la demanda, pero como ésta involucra también al gobierno de los Estados Unidos, puede ser que en poco tiempo el caso cobre relevancia.
¿Qué tiene todo esto que ver con Francisco Villa?, pues que la leyenda dice también que Skull and Bones tiene la cabeza del Centauro del Norte, luego de que fue separada de su cuerpo el 5 de febrero de 1926.
Villa se volvió famoso en Estados Unidos gracias a sus proezas revolucionarias y a las películas que se filmaron sobre él (en las cuales aparece como actor principal, y por las que recibió algún dinero). Sin embargo, luego del ataque a Columbus en 1916 que provocó la expedición Pershing, Villa se convirtió en el "villano favorito" de los norteamericanos.
Luego de su asesinato en 1923, Villa estuvo enterrado en Parral, Chihuahua, hasta que fue exhumado para traerlo al Monumento a la Revolución, sin cabeza.
¿Será verdad que una sociedad secreta estudiantil formada por niños bien norteamericanos tienen los cráneos de un líder apache y de un guerrillero mexicano? No hay forma de saberlo, por ahora. Pero si la demanda de Harlyn Geronimo prospera, quizá podríamos también aclarar un detalle oscuro de nuestra historia.